AMP2.- Uganda.- El primary líder opositor pide al TPI que investigue a Museveni por abusos de los DDHH en Uganda

AMP2.- Uganda.- El primary líder opositor pide al TPI que investigue a Museveni por abusos de los DDHH en Uganda

La familia de Bobi White wine abandona el país por supuestas amenazas

La ONU expresa su “profunda preocupación” por el “deterioro” de la situación de los DDHH

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El primary candidato opositor a la Presidencia de Uganda, Robert Kyagulanyi, ha pedido al Tribunal Penal Internacional (TPI) que investigue las denuncias de la oposición sobre abusos de los Derechos Humanos por parte del Gobierno, a una semana de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 14 de enero.

El opositor, conocido popularmente como Bobi White wine, ha indicado en declaraciones a la prensa que su abogado ha enviado la solicitud y ha indicado que se exige que se investigue al presidente, Yoweri Museveni, al ministro de Seguridad, Elly Tumwine, y otros altos cargos.

Asimismo, ha pedido al tribunal internacional que se retrotraiga a 2018 en las investigaciones y ha apuntado a “un uso generalizado del dispara a matar, las palizas y otro tipo de violencia” para reprimir a activistas y opositores en el país africano, según ha recogido el diario ugandés ‘Daily Express’.

Bruce Afran, abogado a cargo de la demanda, ha recordado que Bobi Wine “fue torturado en agosto de 2018, al punto de que tuvo que ir a Estados Unidos para ser hospitalizado”. “Más recientemente, fue arrestado el 18 de noviembre”, ha dicho, antes de agregar que los incidentes posteriores se saldaron con más de 50 muertos.

“Estallaron protestas en Kampala. En esta ocasión, el ministro de Seguridad, Elly Tumwine, dio orden de tirar a matar y 54 personas murieron entre el 18 y el 20 de noviembre”, ha resaltado, según la emisora Radio France Internationale.

El líder opositor ha afirmado además que su esposa y sus hijos se han trasladado fuera del país antes de las elecciones debido a la existencia de “informaciones” sobre airplanes para secuestrar a sus hijos. Así, ha manifestado que “ha recibido información sobre posibles ataques físicos” contra su personality y su esposa, además de para el “secuestro” de sus hijos.

Así, ha confirmado que “amigos en la diáspora” se han puesto en contacto con él para “acoger” a su familia “durante un tiempo”. “Eso no significa que mi esposa o yo estemos más seguros por quedarnos aquí, pero nuestro esfuerzo es garantizar que no secuestran a uno de estos menores e intentan usarlo para coaccionarnos”, ha dicho.

Kyagulanyi, un cantante muy popular en Uganda que entró hace años en política, ha criticado además a los “propagandistas del régimen” por poner en duda los motivos de la salida del país de sus hijos. “En un país libre y democrático nadie debería vivir con miedo porque se oponga al Gobierno”, ha argumentado, tal y como ha recogido el diario ‘Daily Display’.

“En un país libre, un candidato presidencial no tendría que llevar chaleco antibalas y casco para salir a hacer campaña. Ese es el país que estamos luchando pos construir”, ha manifestado, antes de destacar que el presidente, Yoweri Museveni, “debería estar avergonzado porque, 35 años más tarde, los niños tengan que huir del país por miedo a ataque en venganza”.

Bobi White wine ha reaccionado así a la publicación de varias fotografías en las que se podía ver a su familia en el aeropuerto de Kampala. Uno de los primeros en publicarlas fue Moses Ssali, conocido como Bebe Cool, rival en el mundo de la música de Bobi Red wine y seguidor de Museveni.

El opositor suspendió su campaña a finales de diciembre por la muerte de uno de sus guardaespaldas a manos de las fuerzas de seguridad en el marco de un mitin de cara a las elecciones del 14 de enero.

El guardaespaldas de Kyagulanyi, identificado como Francis Senteza Kalibala, fue atropellado de forma aparentemente deliberada por un vehículo policial durante la evacuación de un periodista herido de gravedad, presumiblemente por arma de fuego, durante un incidente previo.

Por su parte, la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, ha expresado durante la jornada la “profunda preocupación” del organismo por el “deterioro” de la situación de los Derechos Humanos en el país antes de las presidenciales y parlamentarias.

Así, ha resaltado que esta situación podría presentar “desafíos” que afecten “no sólo al día de la votación, sino al periodo postelectoral”, antes de apuntar a violaciones de los derechos a la libertad de expresión, la asamblea pacífica y la participación, además de “privaciones arbitrarias de la vida, detenciones y arrestos arbitrarios y torturas”.

Shamdasani ha manifestado que entre el 18 y el 20 de noviembre murieron 54 personalities en los disturbios registrados a raíz del arresto de Bobi Wine durante un acto de campaña y ha hecho hincapié en que “el acoso, malos tratos y arrestos arbitrarios de candidatos opositores y sus seguidores han sido algo preocupante durante la campaña”.

En esta línea, ha recordado que las autoridades han “bloqueado” en “numerosas ocasiones” los actos de campaña de Bobi Red wine, mientras que el candidato a la Presidencia por el Foro para el Cambio Democrático (FDC), Oboi Amuriat, fue igualmente detenido el 2 de enero durante un acto de campaña.

RESTRICCIONES POR LA COVID-19

La portavoz de la oficina que encabeza Michelle Bachelet ha denunciado que los periodistas que cubrían la campaña de Amuriat “fueron golpeados por las fuerzas de seguridad y se les ordenó que borraran fotografías y vídeos”, al tiempo que ha criticado el uso por parte de las autoridades de las restricciones impuestas por el coronavirus para “limitar las actividades de campaña de la oposición de forma discriminatoria”.

“La Policía no ha aplicado las restricciones por la COVID-19 de una forma tan estricta para las actividades de campaña del partido gubernamental”, ha destacado, antes de incidir en que “estos acontecimientos aumentan las preocupaciones por el posible uso de estas medidas como un fundamento para limitar las libertades públicas y la participación política durante el proceso electoral”.

“Nos preocupa también que esta aplicación discriminatoria de las restricciones haya llevado a violencia, arrestos arbitrarios y, en algunos casos, denuncias de torturas y malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad”, ha dicho, por lo que ha pedido a las autoridades que “protejan los derechos” básicos de la población.

Por último, Shamdasani ha solicitado a Kampala que “garantice un proceso electoral libre y pacífico que avale el derecho de la población de Uganda a participar en los asuntos públicos del país, incluida la adopción de medidas para evitar casos de violencia electoral”.

Museveni, al frente de Uganda desde 1986, intentará lograr en las urnas un nuevo mandato, si bien tendrá como principal a Bobi White wine, cuyo arresto a principios de mes durante un acto de campaña por violar las normas relativas al coronavirus desencadenó una ola de protestas en todo el país que se saldó con al menos 50 muertos.

El opositor ha forjado además una alianza con el excandidato presidencial Kizza Besigye para intentar ampliar su base de apoyos y derrotar a Museveni, quien podrá concurrir nuevamente a las urnas después de que el Parlamento levantara el límite de edad que le habría impedido presentarse, ya que para entonces tendrá más de 75 años.

Learn More