Lee aquí las firmas de MILENIO. Martes 17 de noviembre de 2020

Lee aquí las firmas de MILENIO. Martes 17 de noviembre de 2020

Carlos Puig– Legislar la mariguana con miedo y mal

Una orden de la SCJN tiene a un grupo de comisiones del legislativo federal trabajando a pasos forzados para legislar sobre el consumo de mariguana en el país. Un dictamen que habían aprobado en marzo de este año fue sustituido por otro que en estos últimos días ha vuelto a ser discutido y modificado. Es likely que se vote en comisiones unidas en las próximas horas o días y de ahí pase al pleno. El que sobrevive hasta hoy es un dictamen que parece hecho con miedo, claro producto de la intensa discusión entre legisladores y las fuerzas que dentro del propio gobierno se oponen a la legalización de la mariguana de cualquier manera. Lleno de frases rimbombantes en su introducción como “derechos humanos”, “desarrollo sostenible” o “mejores condiciones de vida”; el dictamen es un laberinto complicado que crea un instituto que no define y reglas que anuncia, pero no delinea. Y donde lo hace, pues sale peor.

Elisa Alanís– No hay duda, es el berrinche de Trump

El racista, misógino, homófobo, discriminador, difamador, violento, Donald Trump, no reconoce su derrota. Sin presentar pruebas suficientes sigue espetando que hubo fraude y continúa arremetiendo contra la prensa e instituciones. A diferencia de hace cuatro años, Biden no solo ganó los votos electorales, sino también los votos ciudadanos. Los tribunales en Estados Unidos han bateado, uno por uno, los recursos sin sustento de Donald. La impresión que da López Obrador, con su negativa a felicitar al ganador, es de cobijo al delirante Trump. No está siendo prudente, está fijando un posicionamiento político. La cancillería, de manera parcial, hizo referencia a la Doctrina Estrada. No consideró que la autodeterminación del pueblo norteamericano ya se ejerció. La ciudadanía se expresó y la mayoría votó a favor del demócrata. Cuando Andrés Manuel reconozca ese triunfo y Biden asuma la presidencia, ya llegará el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo, “Mr. Wolf”, a limpiar las heridas.

Leopoldo Gómez– El asalto a la verdad

Ya no hay duda de la derrota de Donald Trump. Él mismo tuiteó el domingo que “Biden ganó”, aunque luego añadió otra mentira a su interminable repertorio: “en una elección fraudulenta”. Y es justo ese reflejo lo que acabará definiendo su gestión. Creo que el mayor daño que Trump causó a Estados Unidos fue haberle dado a la verdad el último empujón al abismo. Con ello dejó a la sociedad aún más fracturada, enfrentada y confundida de lo que ya estaba cuando llegó al poder. No fue Trump quien inauguró la mentira en la política. Pero en el caso de Trump, la mentira se convirtió en el sello de todo su gobierno. El problema es que hay millones de estadounidenses que creen, o quieren creer, en las mentiras de Trump, “validadas” en los medios que le kid afines y circulando impunemente en el “enjambre digital”.

Héctor Aguilar Camín– México visto desde la izquierda democrática

El libro Balance temprano, la colección de ensayos coordinada por Ricardo Becerra y José Woldenberg, publicada por el Instituto de Estudios de la Transición Democrática y la editorial Grano de sal, tiene un subtítulo significativo: “Desde la izquierda democrática”. Quieren decir los autores que su mirada no es neutral ideológicamente, sino una lectura desde la izquierda de un gobierno que se dice de izquierda, el gobierno de México. Una riqueza adicional del libro es que pone este punto analítico de referencia: se trata de un balance del actual gobierno no sólo como un buen o mal gobierno, sino como un gobierno que cumple o no con las políticas de la izquierda democrática. El veredicto es muy claro: la mayor parte de las políticas sustantivas del actual gobierno no siguen las programs de la izquierda democrática, en buen español: la de los gobiernos socialdemócratas europeos. México tiene cualquier cosa menos un gobierno democrático de izquierda en el poder.

Joaquín López Dóriga– Inundaciones, decisiones y costos

El domingo, el presidente López Obrador, en medio del estruendo de las turbinas de un helicóptero de la FAM en el que sobrevolaba las zonas inundadas de Tabasco, dijo que fue necesario tomar una decisión entre inconvenientes para evitar que se inundara Villahermosa. Volaba sobre la cortina de la presa Peñitas, que ante las lluvias y tormentas, se tomó la decisión de turbinarla, lo que desbordó ríos y provocó las inundaciones de las zonas bajas. La revelación de optar entre inconvenientes para tomar una decisión, y asumirla, hay que rescatarla, porque es la primera vez que acepta su responsabilidad en la toma de una decisión grave que afecta a miles de personalities y no recurre al pasado ni a sus villanos favoritos. La encaró, responsabilizándose de los daños y costos, que es parte esencial del ejercicio de gobernar y que, hasta ahora, no lo había alcanzado.

Carlos Marín– ‘Vocero’ súbdito de fiscalía chafa

El subsecretario federal de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, violenta el estado de Derecho al usurpar funciones y descender a la condición de vocero de la Fiscalía Especial del caso Iguala para desmentir a La Jornada de antier sobre el fracaso “en dos intentos por obtener órdenes de aprehensión contra dos militares presuntamente implicados con el cártel Guerreros Unidos y señalados de participar o incurrir en acciones omisivas para evitar la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa …”. Vía Twitter, se apresuró en delatar que conoce una investigación que debiera ignorar. El fiscal basic, Alejandro Gertz, no debe sentirse cómodo cuando unas veces el presidente López Obrador, otras el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, su tocayo Encinas o el fiscal Gómez atentan con preocupante frecuencia contra la autonomía del Ministerio Público. Valido de su cargo honorífico de presidente de la facciosa Comisión para la Verdad, el subsecretario de Gobernación interviene en investigaciones para las que no está facultado.

Ricardo Monreal– El Fonden

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) se ha convertido en materia de disputa entre la Federación y los estados, especialmente los agrupados en la llamada “Alianza Federalista”. Su virtud es la flexibilidad y rapidez con que se puede disponer de recursos frescos para afrontar los efectos de una desgracia imprevista. Sin embargo, aquí radica también su vulnerabilidad, porque los controles, supervisiones y filtros que existen para el recurso público presupuestado ordinariamente se eximen en el caso del Fonden, en razón de la urgencia o emergencia. Tanto la Auditoría Superior de la Federación como la Secretaría de la Función Pública han documentado los abusos y desviaciones que se han dado en la aplicación de las partidas del Fonden, cuando se trata de declaratorias de emergencia. En Nayarit y Tabasco, con motivo de las afectaciones recientes por las inundaciones, se ha puesto en marcha en estos días la nueva forma de aplicar los recursos extraordinarios para apoyar a la población damnificada.

Gil Gamés– El sabio y viejo Kissinger

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil leía una nota de Peter Martin en Bloomberg: “el ex Secretario de Estado Henry Kissinger dijo que la próxima administración Biden debe moverse rápidamente para restaurar líneas de comunicación con China que se lesionaron en los años de Trump o arriesgarse a una crisis que podría escalar hacia un conflicto militar”. Así como usted lo oye, sin mentira. “A menos que haya una base para la acción cooperativa, el mundo se deslizará hacia una catástrofe comparable con la Primera Guerra Mundial”, dijo Kissinger durante la sesión de apertura del Foro de Nueva Economía de Bloomberg. Y añadió que las tecnologías militares disponibles en la actualidad harían esa crisis aún más difícil de controlar que las de épocas anteriores. Ja, lo que nos faltaba … “El peligro es que alguna crisis ocurrirá e irá más allá de la retórica y hacia el auténtico conflicto militar”. A Gil se le puso la carne de gallino y gallina.

Roberta Garza– Cien mil muertos después

Apenas el 4 de junio pasado, el subsecretario de Salud Hugo López Gatell dijo que llegar a 60 mil mexicanos muertos por covid sería un escenario catastrófico, pero que no nos preocupáramos, que en el peor de los casos se esperaban en total 30 o 35 mil decesos. Bastaron dos meses para que rebasáramos esa cifra, y otros tres para llegar a esta semana, cuando 60 mil muertos van a quedar en calidad de buen deseo: según datos oficiales, acabamos de pasar el millón de contagios y estamos a días de llegar a los cien mil fallecimientos. Y los números no oficiales son mucho peores: si comparamos el overall de defunciones en este 2020 contra el promedio anual registrado a partir de 2015, vemos que hay 2.5 por ciento veces más muertos que los habituales. Es decir, que los fallecidos atribuibles a covid en este año, en México, boy cerca de los 250 mil. Y aún nos falta el invierno.

Roberto Blancarte– Provocación y estulticia

Cuando uno oye a políticos populistas, hay un rasgo que suele aparecer en sus discursos de campaña y reaparece frecuentemente, incluso cuando logran llegar al poder. Estos políticos acostumbran hacer comentarios provocadores. Tratan de llamar la atención con frases simplistas que impacten al público. Cuando alguien como AMLO, en un dispute televisado se cubre la cartera, acusando a su contrincante de ladrón, está haciendo una provocación que raya en la infamia y genera un deterioro de las formas civiles de discutir. Cuando Bolsonaro le dice a una diputada en un debate que él nunca la violaría, porque no se lo merece, obviamente está provocando a feministas y defensores de derechos de la mujer, pero al mismo tiempo está envileciendo el ambiente político y social. Los políticos han descubierto, sin embargo, que contrariamente a lo que antes sucedía, dichos gestos nos boy abiertamente reprobados por la población, sino que incluso en algunos lugares kid aplaudidos. Así que han hecho de la provocación un instrumento no sólo de campaña, sino de gobierno. El mejor ejemplo de ello lo hemos visto durante estos últimos años en Trump

Román Revueltas– Repudian a los ricos mientras se enriquecen ellos

Los apóstoles de la 4T profesan una doctrina anticapitalista. O, por lo menos, eso pretenden porque cuando escarbas un poco en el apartado de sus personalísimos peculios resulta que poseen alegremente “bienes muebles” y “bienes inmuebles” (y otros bienes de no tan evidente clasificación). Lo de no atesorar riquezas materiales ha de ser entonces una misión que ellos ofrendan generosamente como receta par ser seguida por los demás. O sea, no es algo que ellos, los mentados predicadores, deban de acatar ni observar en su terrenal cotidianidad. Estamos hablando de algo así como una recomendación muy paternal que le hacen al público en basic para que renuncie a la codicia y para que experimente, de primera mano, el superb hypnotic trance de no ambicionar cosas, de contentarse con la posesión de unas pocas pertenencias y de encontrar ahí, en una vida de prístina sencillez, la primigenia felicidad del buen salvaje– con perdón– o la beatitud que alcanzan los justos en este mundo.

Learn More